La inteligencia artificial (IA) se incorpora a procesos de la vida diaria

La inteligencia artificial (ia) se incorpora a procesos de la vida diaria

La ciencia ficción jugó un papel fundamental sobre lo que podría ser la (IA) y en los años recientes, algunos
entusiastas de la tecnología se decepcionaron por las aplicaciones “poco espectaculares” de la IA. Sin embargo, el 2018 será un gran año para esta tecnología, ya que los algoritmos de aprendizaje automático
(o machine learning, por su término en inglés) la están mejorando y los inversionistas le están apostando con convicción.
Las tendencias muestran que se están usando pequeñas herramientas y aplicaciones que se implementan en plataformas, algoritmos y dispositivos que usamos desde hace tiempo. Detrás de esto se encuentra
que la IA es ya una inversión tecnológica prioritaria para grandes empresas, que quieren combinar la tecnología con sus políticas de implementación de cambio y disminución de costos. Además, han
fragmentado las grandes conquistas tecnológicas del futuro en frentes que produzcan victorias pequeñas, multidisciplinarias y recurrentes.
Cabe subrayar que las áreas de expansión de la IA están siendo diferentes a las del software tradicional.
Entre ellas hay que destacar los dispositivos de reconocimiento de voz, detección facial, reconocimiento de emociones, uso de lenguaje natural, creación de contenido, integración con sistemas de aprendizaje
automático, aprendizaje no supervisado, procesamiento vía edge-computing, así como compilación y presentación masiva de Big Data. Además, en línea con el avance tecnológico, todos estos procesos no
solo serán más avanzados, sino también serán más económicos y en diversos casos, descentralizado.
Dentro de estas aplicaciones, hay que resaltar el desarrollo de nuevos hardware de especialización a través de chips de procesamiento gráfico con IA (GPUs, por sus siglas en inglés), que quieren competirle a
NVIDIA. Hasta ahora, la empresa de California ha dominado la industria, pero el procesamiento gráfico en general tendrá un desarrollo acelerado en los próximos meses dado el interés tanto del sector privado
como de gobiernos pro-tecnología— en explotar nuevas capacidades de procesamiento de video para los sectores de defensa y médico.
La industria healthcare fue el sector de AI que levantó más dinero y realizó más operaciones en 2017. Ahí veremos aplicaciones en áreas como administración y monitorización del estilo de vida, asistentes
virtuales, imágenes médicas y diagnóstico, entre otros. Estas aplicaciones mostrarán beneficios tangibles de la aplicación de la IA, dejándonos la sensación de que el ser humano y la máquina pueden combinarse
para mejorar a la especie humana.

Deja un comentario